Tu web en los primeros puestos de google al mejor precio

Agencia SEO Madrid

Consultoría SEO en Madrid

Me encargo de colocarte en el primer puesto de Google
agenciaseomadrid.eu@gmail.com
660543436

En la creación de una empresa online, un proyecto con página web, un blog o cualquier negocio de la actualidad digital, está claro que recibir el mayor número de visitas será una de las metas principales. Y, para tal fin, uno tiene que dirigirse hacia su página web, la cual deberá contar con un buen posicionamiento en buscadores, con el claro objetivo de obtener visitas y, en especial, ingresos.

El seo ha alcanzado en los últimos años una popularidad excepcional, convirtiéndolo en un campo de estudio y, en definitiva, en una profesión en el mismo presente y con buenas expectativas en el futuro.

Todo negocio que desee sobrevivir tiene que estar en Internet, y toda web comercial que quiera generar visitas, vender más y lograr las primeras posiciones en los buscadores, deberá contar con un experto en SEO. Este es un profesional con los conocimientos suficientes y que controla a la perfección este sector tan desconocido por muchas personas.

El inicio de los buscadores y del SEO

Los primeros buscadores de la web nacieron en la época de los noventa. El más conocido y demandado, Google, surgió en 1996 y fue en esos años que le siguieron los siguientes, como Yahoo. Los años 90 se definen como el auge de Internet, y en especial, de las páginas web. Gracias a Internet, muchos fueron los que se enriquecían o sacaban un dinero extra, por lo que había que potenciarlo y crear negocio de algo que en aquellos tiempos era tan novedoso. La conclusión fue, que si esto daba dinero, había que hacerlo conocido y atraer tráfico, es decir, usuarios o internautas, hacia las páginas webs. Y todo esto se hacía a través de los motores de búsqueda. Los motores de búsqueda son sistemas informáticos que rastrean los millones de archivos almacenados en los servidores web. Pero, incluso en aquella época, ya eran muchas las páginas webs que utilizaban los motores de búsqueda para tan solo ser conocidas.

Hoy en día, existen muchas más páginas webs y comercios electrónicos que continúan creciendo en el mundo digital, por lo tanto, para competir y destacar entre las demás, alcanzando los primeros lugares en Internet, se necesita el posicionamiento de la web, es decir, el SEO, por sus siglas en inglés que significan Search Engine Optimization.

¿Por qué es importante el SEO?

Esta es una de las herramientas más imprescindibles que cualquier tipo de empresa puede utilizar con la meta de conseguir beneficios. Esta herramienta entra dentro del departamento de marketing y comunicación, y se centra en el marketing digital, ya que es una novedosa técnica para atraer clientes potenciales hacia el foco de la venta. Es el escaparate para mostrar los servicios o productos de un negocio, el cual ahora se presenta como la plataforma donde se registran productos, servicios o incluso información interesante que el usuario necesita.

Para mejorar este escaparate, se precisa de las técnicas del marketing digital, que incluyen los principios del marketing tradicional para vender, actualizándolos a un enfoque digital.

Todo negocio que quiera vender, debe tener una página web donde dé a conocer la marca y lo que se ofrece y, además, que esta plataforma esté bien posicionada.

Pero la razón más importante por la que es necesario el SEO es, sin duda, que, debido a su aplicación y contando con limitados recursos, se saca el rendimiento total de una página web. Y esto es muy beneficioso ya no solo para la empresa en sí, sino para el usuario que la visita, de la que podrá obtener información valiosa y práctica; además también lo es para los propios motores de búsqueda, ya que obtienen beneficios económicos de tal técnica y les ayuda a entender sobre qué trata la página y si puede ser útil.

Por lo tanto, ayuda a tres partes:

1. Al negocio que emite la página, posicionándola en las primeras búsquedas y generando tráfico a la misma lo que a largo plazo viene a significar ventas, fama y lucro económico. El SEO genera más visitas, ingresos y popularidad de la marca.

2. Al internauta, en el aspecto en que recibe información más valiosa, optimizada y la que ha sido considerado más eficiente.

3. A los buscadores de Internet. Un ejemplo es un posicionamiento en Google, el buscador más usado, que le reporta a Google beneficios económicos y más reconocimiento.

El seo tiene dos divisiones: seo externo, que incluye todas las acciones que se hacen para conseguir el posicionamiento en los buscadores y seo interno, que son las acciones puestas en práctica para que tanto webs, sitios de información, negocios, comercios electrónicos, blogs, etc. cumplan con los requisitos de los buscadores más famosos.

En conclusión, el SEO va a ser la herramienta que mejor atraiga a los potenciales clientes, ahora llamados usuarios de Internet. Que estos encuentren la marca que quieren a través de las búsquedas redireccionadas por el posicionamiento.

¿Qué es un consultor y experto en SEO?

El consultor de SEO es la persona capacitada y con amplia experiencia encargada de la optimización de las páginas web mediante la aplicación de técnicas y estrategias, con el fin de posicionar los sitios web en los primeros puestos de los rankings de los buscadores más populares de forma natural; esto quiere decir que no hay que pagar por publicidad fuera de los motores de búsqueda. Además, el consultor puede asesorar sobre este sector.

El consultor SEO trabaja eficientemente en algunas de las siguientes áreas:

1. Consultoría SEO con la búsqueda de las keywords y el reconocimiento de sus competidores.

2. Objetivos para optimizar la web y obtener todos los informes sobre ello.

3. La edición y la programación de la página web, optimizando también el servidor.

4. Control de los motores de búsqueda como Google, DMOZ, Yahoo, etc. y conocimiento de todos estos. Debe saber perfectamente cómo funcionan todos ellos y dónde interesa posicionar cada página.

5. La gestión del intercambio de enlaces y vigilancia de esos acuerdos.

​6. Monitorización de la página web, los rankings o posiciones y evaluación de todo lo conseguido respecto a la competencia.

7. Análisis de los enlaces y estudio de su popularidad y si esto se da a conocer por los posibles clientes.

8. Auditoría de calidad respecto a elementos como enlaces que se hayan roto, la velocidad del servidor, análisis de la optimización de la página, el sitemap... Los enlaces están dentro de lo que se llama un patrón de enlaces. El SEO tiene que controlar ese patrón y detectar los ataques de seo negativo, lo que daña a la web. También tendrá que conseguir enlaces de buena calidad, que es lo que lleva a un posicionamiento más correcto en Google. Este es uno de los servicios que las agencias SEO tratan de ofrecer, el de contar enlaces de calidad porque es el modo de crear páginas respetadas para los buscadores.

9. Tiene sólidos conocimientos en programación web, aunque no sea su campo ni tenga dominio en ello. Sí es importante que tenga conocimientos en esta materia, ya que durante todo momento va a estar trabajando en la optimización de webs. Se enfoca en mejorar la arquitectura web, optimizar el rendimiento, instalación de los elementos en el código de la página, entre otras tareas dentro de la programación. Aunque no las desarrolle él mismo, sí orienta al programador que se encarga de la web, lo que hace más que indispensable que tenga dominio del lenguaje digital.

10. Conoce el mercado donde se mueve y es aquí donde el consultor SEO actúa como asesor de empresas con especialización en el funcionamiento de Internet. Es desde ese ámbito desde el que sabrá investigar a la perfección este mercado y las actividades de una web. Con este conocimiento completo diseña las estrategias y las acciones que aproximen al negocio al público objetivo y al nicho de mercado más adecuado. La analítica web y la monitorización son fundamentales para averiguar el sector hacia donde interesa llegar.

11. Y, sobre todo, el consultor tendrá una competencia global, especializado en todas y cada una de las áreas que tienen que ver con el posicionamiento web. No sirven unas nociones sobre SEO para hacer la web competitiva. El profesional ha de dominar herramientas, recursos, técnicas y usarlo de tal forma que lo lleve a dar soluciones y conseguir resultados y éxito.

12. Optimiza también los contenidos antiguos que fueron publicado con anterioridad y que, por el tiempo u otros motivos, han quedado fuera de la actualidad. Una de las cosas que los buscadores como Google valoran, son las novedades y el contenido más reciente, por eso, el trabajo del experto en SEO será continuado. Un contenido que es variado durante el tiempo, los buscadores lo captan y lo posicionan mejor porque los usuarios tienen interés acerca de datos recientes.

13. La búsqueda de la palabra clave, o la famosa keyword. Esta es de las funciones principales que todo SEO tiene que dominar y controlar con éxito. Conseguir la lista de las keywords más adecuadas para el posicionamiento en Google y en los otros buscadores será fundamental para continuar con sus otras funciones. El SEO en estos casos tendrá plena comunicación con los departamentos de redacción y con los copywriters. A veces, su decisión será la de subcontratar a personas o a un equipo que se encargue de la redacción de los contenidos, dándoles las palabras clave para que las introduzca en los textos.

Por lo que se puede ver, este profesional en el posicionamiento web será un astuto conocedor de las numerosas reglas del juego en los buscadores como son Google, Bing, Yahoo Search, DuckDuckGo, Wolfram Alpha, Yandex, Ask.com, Startpage y Dogpile, entre otros. El desarrollo y aplicación de estrategias y acciones aumentará la visibilidad de la web objetivo, incrementando el tráfico web. El fin de todo esto es vender. Cuantas más visitas obtenidas a la plataforma posicionada, las probabilidades de vender son mayores. El SEO se va a ocupar de usar técnicas tanto de SEO on page, como de SEO off page (lo que viene a ser: dentro de la página y fuera de la misma). Esto abarca desde el control en la creación de la misma, hasta después de realizar todas las técnicas y estrategias en Internet.

Esta tarea no se desarrolla de la noche a la mañana y requiere de tiempo y de una combinación entre habilidades personales e intuición para aprovechar las oportunidades, estrategias exitosas y los conocimientos técnicos.

Herramientas que todo SEO tiene que utilizar este 2018

Cada vez las herramientas se van especializando más y permiten hacer un SEO más competitivo. Existen numerosas herramientas y programas que ayudan a posicionar y que todo consultor SEO va a emplear para llevar a una página hacia lo más alto.

1. Herramientas para la búsqueda de la keyword. Internet pone a disposición varias páginas digitales que sacan la lista de las palabras que los usuarios buscan de manera natural. Desde Google Keyword Tool, Keyword Tool, Kwfinder o el SEO Hero.

2. Herramientas para la velocidad de carga de la página. Las páginas que más rápido se carguen, Google las posicionará mejor. Por eso, estos programas son muy útiles: GTmetrix o Webpagetest.

3. Para el análisis del tráfico generado. Importante para saber el número de visitas y saber de dónde vienen estas. Google Analytics entra aquí.

Diferencias entre consultor SEO y agencia SEO

Numerosas son las dudas que se presentan cuando una empresa sin experiencia en el campo decide usar los servicios de SEO de un profesional y hacer campañas patrocinadas SEM. Generalmente, los usuarios desconocen si es mejor utilizar los servicios personales de un único consultor independiente o freelance o acudir a una agencia SEO Madrid para el posicionamiento en Google o en otros servidores.

La duda se plantea porque, cuando se buscan estos servicios en Internet, este no hace mucha distinción sobre las diferencias, los fallos y las ventajas de contratar uno u otro.

Agencias de SEO

La agencia especializada en SEO y marketing digital consta de un equipo multidisciplinar integrado por personas que están cualificadas en un área distinta. Esto no quiere decir que cuente con todos los perfiles necesarios, debido a que el mundo digital es muy amplio y cada día salen nuevos avances y nuevos campos de estudio y especialización. En cualquier caso, sí que tendrá cubierto un gran número de perfiles y sectores de actuación desde diseño creativo, programadores, desarrolladores PHP, expertos en WordPress o en Drupal, diseñador web, etc. pero no abarcará todas las ramas, ya que, como se ha comentado, es imposible. Sin embargo, al ser profesionales de este sector, sabrán como prepararse e informarse y, en todo caso, externalizar tal tarea para otra persona en el caso de que esta sea muy exclusiva o característica.

Una agencia que brinda estos servicios, al ser una empresa formada y que trabaja únicamente por un objetivo, el de generar un beneficio y satisfacer las necesidades de sus clientes porque de ellos depende su supervivencia, directamente e indirectamente dan garantías a las personas que confían en sus servicios.

Con todos los medios que cuenta una agencia de SEO, esta buscará la mejor manera de elevar las posiciones de la web de sus clientes por encima de sus competidores. Pero también hay que tener claro que las empresas competidoras estarán haciendo lo mismo. Por lo tanto, cualquier agencia de SEO debe asegurar que trabajará en un buen posicionamiento orgánico del sitio web, optimizando este y tratando de hacerlo lo más eficiente posible con el equipo y los recursos que tienen, sin obviar que existe una competencia que hace lo mismo.

Una ventaja de contratar los servicios de una agencia SEO es que durante todo el año el cliente dispondrá de ellos, debido a que cuenta con equipos virtuales en los que cada miembro interviene en muchos otros proyectos. Si uno tiene vacaciones, habrá otro que cubra su lugar y no descuide a su cliente. Porque una cosa a tener clara es que todo el tiempo se debe vigilar el posicionamiento. Si uno se toma un descanso, el competidor habrá adelantado posiciones.

Cada equipo tendrá su líder o responsable, el cual sabrá los detalles e información más relevante de cada proyecto que se lleva a cabo y, a su vez, estará dirigiendo y controlando todas las labores del equipo. A cualquier percance que se pueda dar, el resto del equipo podrá seguir trabajando eficientemente y eso, por lo tanto, es una ventaja muy positiva a valorar para su contratación.

Una agencia puede ser muy útil para las pequeñas y medianas empresas, pero a ellos les va a interesar por su estructura de costes, entrar en mayores proyectos, pues los pequeños no les serán demasiado rentables. Normalmente, son productivas para las multinacionales que buscan de las mejores manos para poner su negocio.

Consultor SEO

En el caso de un freelance experto en marketing digital, SEO, diseño web y todo tipo de estrategias, esto tiene sus ventajas y su eficacia en varios sectores, sin embargo, no hay que olvidarse que una única persona no va a dominar todo un sector.

Además, sí que contará con la facilidad de acceder a la información.

Estos suelen trabajar para grandes empresas, sin estar en plantilla, llevando un proyecto de posicionamiento. Y esto es debido a que las multinacionales u organizaciones de tamaño mayor, tienen su propio departamento de comunicación y marketing integrado en ella. Pero siempre será necesario contar con un experto en posicionamiento y, como se puede ver, no le conviene en este caso, contratar a toda una agencia. Pero esto ya es a decisión de cada organización y a lo que su presupuesto y necesidad le dicten.

También pueden contemplar proyectos de menor envergadura para pymes y pequeños negocios.

Aunque no estén especializados en todo lo que se requiere de este sector, sí que es cierto que pueden hacer acuerdos de colaboración con profesionales informáticos u otros consultores independientes de SEO de su propia confianza y sacar el proyecto del mismo modo que una agencia. Por lo tanto, sí que podrá servirse de la ayuda y de los conocimientos de otro freelance experto en SEO cuando alguna de las partes del proyecto que se le pide, él solo no las pueda cubrir.

Un consultor SEO debería tener listo un plan B en casos de que le ocurra algún percance, accidente o problemas de salud, como sería tener el contacto y pedir colaboración a otros consultores y repartir ese trabajo.

¿A quién se debe acudir, por lo tanto?

Depende de lo que se necesite, el tamaño de la empresa, el del proyecto y, por supuesto, del presupuesto que se tiene. Lo primero que habrá que concretar es saber lo que se quiere para tener claro cual es el camino que hay que coger. Luego, se podrá consultar con una agencia, presentando las necesidades al equipo y que ellos planteen sus ideas, el proyecto y las estrategias que pueden y consideran que se puede llevar. Tras evaluar todo, el cliente podrá encajarse en un proyecto o en otro, fijado un presupuesto y diseñadas las estrategias y las garantías que se dan.

La última decisión, en todo caso, será tomada por el propio cliente, analizando todos los factores importantes que le lleven a su elección final, ya sea escoger una agencia o dejarlo en manos de un consultor. Ambos pueden ayudarle eficientemente en su objetivo final: redireccionar a sus clientes potenciales a su página web o a su comercio online para generar visitas y, finalmente, quizás conseguir más ventas y por lo tanto beneficios.

Las agencias de SEO, un aliado para la empresa

El SEO está de moda y, con ello, brotan numerosos empleos, campos de estudio y empresas que únicamente se centran en posicionar las millones de webs y comercios electrónicos que hay en la red. Ya no se vende solo de manera tradicional, la venta ha dado un giro interesante y ha entrado en esta tendencia digital, que ya es esencial para la supervivencia del negocio.

El marketing tradicional se ha encaminado hacía el mundo digital, apareciendo el marketing online. Este engloba muchas técnicas que también ayudan en el posicionamiento. Y la manera de presentarse en sociedad, de dar a conocer la marca y de presentar los productos y competir con las otras empresas del sector, se ha ido encaminando hacia lo que es el SEO.

Gracias a este movimiento y a estos cambios sociales, empresariales, digitales y tecnológicos, el SEO es una profesión, y las agencias de SEO nacen para cubrir estas necesidades que muchos individuos no han llegado a comprender y no han conseguido, por lo tanto, subirse a la tendencia que impone el mercado.

Actualmente, cualquier emprendedor que comience con su marca tendrá que conocer todas estas novedades y todo lo que se lleva haciendo en cuanto a posicionamiento web. Como este tipo de conocimientos son tan amplios y el emprendedor necesitará de otras muchas actividades para realizar su proyecto, la contratación de los servicios de SEO se hace muy necesaria y, a la larga, es una decisión que viene acompañada de ingresos sustanciosos y reconocimiento de la marca. Pero la elección de una agencia adecuada puede resultar un problema, ya no solo por la variedad que hay en el mercado, entre consultores SEO freelances y también agencias SEO en Madrid o en otros lugares próximos, sino que es difícil evaluar la calidad de los servicios que se han contratado.

Agencia SEO en Madrid

​La capital española ya cuenta con numerosas agencias que ofrecen este tipo de servicios con profesionales muy cualificados y con información única sobre el sector. Normalmente, los clientes y emprendedores de Madrid que contratan este tipo de trabajos tienen características similares:

1. Es la primera vez que se enfrentan a este sector. Saben que es importante porque lo han escuchado, pero no saben cuán ventajoso puede resultar a la larga.

2. Estos emprendedores tienen una web, quizás un comercio electrónico y no han generado el tráfico esperado y mucho menos las ventas.

3. Tienen la web, sí que han tenido visitas y controlan un poco sobre este campo, pero saben que queda mucho por mejorar y que pueden hacer algo de mayor calidad. Tal vez han vendido en el ámbito local sus productos, pero desean hacerlo a gran escala, porque conocen que, en la red, el mercado objetivo es muy amplio.

4. Quieren emprender a través de Internet y desean saber todo sobre los costes y la inversión que tendrán que hacer al final.

5. Su negocio es tienda física y dudan de si en Internet podrán generar ingresos extra además de mejorar la imagen.

Todos esos y muchos tantos más son los casos por los que los nuevos emprendedores y los ya veteranos se presentan en las agencias. Desde despejar sus miles de dudas hasta buscar un posicionamiento orgánico de calidad.

Los principales buscadores de Internet

Los consultores y agencias de SEO conocen a la perfección dónde pueden posicionar las webs:

1. Google. Este es, sin duda alguna, el buscador web más empleado por todo el mundo de Internet. Recibe millones de consultas diarias mediante sus diversos servicios. El buscador más fácil de acceder y con más eficiencia dentro del mundo digital. Se centra en la búsqueda de textos más que datos. Cuenta con una cuota de mercado de un 64,5 %.

2. Bing. Quizás uno de los segundos motores de búsquedas, si nos referimos a cuota de mercado pues tiene un 19,8 %. Es uno de los productos de Microsoft y entre sus funciones hay que destacar las operaciones de cálculo, seguimientos de vuelos, venta y compra de productos, traducción de textos, conversión de unidades, revisiones ortográficas... Y también cuenta con otros servicios relacionados con finanzas, eventos o Bing Ads. Una alternativa a Google muy buena.

3. Yahoo. Está en hasta 38 idiomas y es el motor de búsqueda oficial en Mozilla Firefox. Cuenta con mucha información en sus apartados Yahoo Respuestas y Yahoo Finanzas sobre temas específicos. Además, este ofrece privacidad a sus clientes.

4. DuckDuckGo. Tiene un crecimiento exponencial en estos últimos años sobre todo por respetar la privacidad de los internautas a los cuales no se les registra sus búsquedas. Tiene un modelo de ingresos en cuanto a anuncios en los que solo aparece un anuncio en cada página.

Conclusión

El SEO es la llave que todo negocio debe tener entre sus estrategias porque, en la actualidad, la empresa que no aparezca en la web y bien posicionada, no será tomada en cuenta. Ya no se trata de una estrategia para vender más y mejor, sino una herramienta imprescindible para sobrevivir en un mercado que se ha dirigido al mundo digital.