La mejor agencia de posicionamiento web en la capital de España

Agencia SEO Madrid

Agencia SEO Madrid

Si quieres llegar al primer puesto en google puedes contactar con nosotros en
agenciaseomadrid.eu@gmail.com
660543436

El SEO es un mecanismo mediante el cual los buscadores posicionan las páginas web. Por ello, lo que una agencia SEO ofrece es que tu página web esté en la primera hoja de búsquedas de Google y de otros buscadores. ¿Quién mira la segunda y la tercera página? Si la web no aparece en esas primeras posiciones se pierde muchísimo tráfico a la web que, en definitiva, es lo que hace que la página genere ingresos.

Mejoras SEO Madrid¿Cómo se mejora el SEO?

Es un trabajo laborioso y del que no se recogen frutos de manera inmediata, ya que Google analiza la antigüedad de la página entre uno de sus criterios. Pero, sin embargo, si se realiza una buena labor para el posicionamiento SEO es solo cuestión de tiempo que la página web comience a multiplicar sus visitas. Al fin y al cabo, mejorar el posicionamiento SEO es como si se pasara de tener una tienda en una calle secundaria y poco transitada a una gran avenida por la que pasan al día miles de personas. ¿Quién no querría una tienda en la Gran Vía madrileña?

Visibilidad Buscadores MadridVisibilidad en buscadores

Lo que el SEO hace es que la web multiplique su visibilidad. Por ejemplo, si la página web, de la que se quiere mejorar el SEO, es de servicios de limpieza en Madrid y aparece en la segunda página de Google probablemente pase desapercibida para todos los interesados en encontrar esos servicios. Mientras que, si esa página web aparece en las primeras posiciones, las posibilidades de conseguir nuevos clientes se multiplican.

Auditoría SEO MadridAuditoría SEO

En primer lugar, se debe analizar lo que ya hay construido. Es decir, analizar la página web que se quiere mejorar. Desde el diseño, a los textos, peso de las imágenes, links a otras páginas, tiempo de carga de la página, etc. Son variantes que influyen de manera clave en el posicionamiento SEO y que se deben tener en cuenta. Por ello, el primer paso no debe ser otro que el de analizar la web para tener en cuenta los puntos fuertes y los puntos débiles. De esta manera, la página web quedará optimizada y será más fácil que Google la sitúe en mejor posición.

Análisis de la competenciaAnálisis de la competencia

La diferenciación siempre es una clave. Por ello, la página web a mejorar, después de haber analizado su situación, se debe mirar a la situación de la competencia. Es probable que el negocio ofrezca unos servicios que otros negocios de la competencia no ofrecen, ese es un aspecto esencial para mejorar el posicionamiento. Por ejemplo, si el negocio es una asesoría y destaca por ofrecer servicios de contratación diferentes a los de la competencia se debe potenciar eso. De esta forma, cuando un usuario busque “tarifa plana asesoría Madrid”, las demás asesorías quedan desbancadas en el buscador de Google, porque no ofrecen ese servicio.

Herramientas para analizar a la competencia

Existen muchas aplicaciones para conocer muchos datos de la competencia, desde sus visitas, sus enlaces internos, el número de urls total o incluso hasta los enlaces externos que apuntan hacia sus webs. Aplicaciones de pago y gratuitas como:

  • Semrush
  • Sistrix
  • ScreamingFrong
  • Ahrefs

Optimización SEO On PageOptimización SEO On Page

Es uno de los ejes principales a la hora de mejorar el posicionamiento, ya que es uno de los factores que Google valora más. Se trata del contenido de la página y lo que hace el SEO es mejorarlo para adecuarlo a los requerimientos de los buscadores. Hace unos meses, Google anuncio que las páginas web que no fueran Display, es decir que no se adaptaran a las pantallas de todos los dispositivos iban a caer en picado en el buscador. Por ello, el primer paso es observar si la página web se adapta tanto al ordenador, como a la Tablet y al Smartphone. Otro factor igual de importante es el uso de palabras clave. Es fundamental que en la página web se recojan textos con las palabras más destacadas sobre el negocio. Por otro lado, las imágenes y el tiempo de carga de una página son fundamentales. Por ejemplo, si se observa la página web de Amazon, se puede comprobar que tarda menos de 3 segundos en cargarse toda la página. Esto hace que los usuarios no pierdan tiempo esperando a que todo aparezca y consigue que no abandonen la página web. Pero desde el diseño, hasta el nombre con el que se suben las fotografías a la página web influyen en el posicionamiento SEO.

Linkbuilding - SEO Off PageEstrategias SEO Off Page

La última labor del posicionamiento SEO es el Linkbuilding y se refiere a todo aquello que afecta a la página, pero que no está en la página. Consiste en generar enlaces hacia el sitio web desde otras plataformas, desde las redes sociales hasta otras webs. Cada enlace externo, Google lo valora y aumenta en tu calificación en el PageRank, que es lo que determina en qué posición está situada la página web dentro del buscador. Por tanto, la labor de una agencia SEO es optimizar la página web y generar enlaces que atraigan tráfico, con estas dos variantes es cuestión de tiempo aparecer en esas las primeras y ansiadas posiciones.

Analítica WebAnalítica web

Una agencia SEO no solo ofrece mejorar el posicionamiento de la página en los buscadores, sino también ofrece un análisis de la situación. Este servicio es algo fundamental a la hora de continuar mejorando, ya que gracias a él se pueden obtener nuevos datos. Con el análisis de la web, a través de Google Analytics u otras herramientas de medición, se pueden desgranar datos fundamentales. Por ejemplo, gracias al análisis web se puede conocer en qué apartado de la web pasan más tiempo los usuarios, cuánto tardan en el proceso de compra (si se trata de un E-commerce), en que página de la web deciden abandonarla y otros muchos datos. Con estas estadísticas la agencia SEO consigue monitorizar en tiempo real lo que sí funciona en la página y lo que no. La labor de una agencia SEO, al fin y al cabo, es optimizar la página web y hacerla cada vez más atractiva para los usuarios.

Al principio, la analítica web puede resultar un maremágnum de datos que no tienen ningún significado. Por ello, la analítica tiene recaer en manos de expertos que sepan dar sentido a esos datos. Si por ejemplo, en el análisis se observa que el usuario de media permanece 5 minutos en la página pero no compra, o solo compran 1 de cada 10, el problema es el proceso de compra que ofrece la página o la falta de información en los productos. Ya que estos datos pueden ser consecuencia de múltiples causas, lo que el analista web ofrece es encontrar el sentido correcto para mejorar la página.

Información Agencia SEO en Madrid con clienteInformación Agencia SEO - cliente

Otro punto importante y fundamental que ofrece la analítica es el control entre el cliente y la agencia SEO. De esta manera, la agencia presenta datos reales que abalan su trabajo al cliente, y este puede comprobar como su inversión económica está dando resultados.

El objetivo que tenemos es que el cliente no gaste dinero, la palabra exacta es invertir: el cliente invierte un dinero que a corto plazo va a recuperar con nuevos clientes y nuevas ventas y con esos beneficios poder seguir pagando la estrategia de posicionamiento. Esa retroalimentación con una buena estrategia hace que la web del cliente se vaya optimizando mediante sus propios beneficios y por tanto podríamos interpretarlo como que el SEO le sale gratis, aunque haya invertido "sumas importantes de dinero".

Nuestra asesoría es constante y los resultados los damos en tiempo real, adaptando presupuesto y estrategia a medida del proyecto seo.

SEMSEM

En Google existen dos maneras de estar en las primeras posiciones, una es a través del trabajo SEO descrito anteriormente, y otra es a través del pago a Google para aparecer en los enlaces patrocinados que ocupan las primeras posiciones en el buscador.

Esto no quiere decir que uno sea sustituto del otro, se complementan. El SEO sirve para mejorar la web ajustándola a los requerimientos de Google, por tanto, es algo que siempre se debe hacer para ofrecer una página web de calidad a los clientes y usuarios. Mientras que el SEM supone un desembolso económico, que bien gestionado es bastante rentable, y hace que la página web se posicione en los primeros puestos de Google sin necesidad de esperar. Resumiéndolo en una frase se traduce en: el SEO es el producto de una buena labor y el SEM es el producto de una inversión que, bien gestionada, ofrece rentabilidad.

Ahora bien, el SEM ofrece un extenso abanico de posibilidades. En primer lugar, se debe tener claro en qué queremos gastar nuestra inversión. Se puede gastar en aparecer como enlace patrocinado en Google, se puede gastar en que aparezca un banner de la página en otras webs, se puede gastar en posicionar un único producto en el buscador, etc.

Los dos más conocidos es o bien aparecer como enlace patrocinado o bien como publicidad display. En el primer caso, accedes a la plataforma, seleccionas esa modalidad y se elige el presupuesto. Por ejemplo, si se quiere gastar 10€ al día y cada vez que un usuario ‘pinche’ en el enlace Google se queda con 0,20€, la página aparecerá como patrocinada hasta que se consuman los 10€. La segunda parte es la elección de palabras clave, que es la base fundamental. Si la página web es una agencia de SEO en Madrid, se debe insertar como palabras clave: agencia seo en Madrid, seo Madrid, agencia sem Madrid, etc. De igual modo, se puede seleccionar por ubicación y que el anuncio solo aparezca a aquellos usuarios que se encuentren en un radio de 70km del negocio. También se puede seleccionar por horario, por ejemplo, que el anuncio solo aparezca cuando alguien busque “agencia seo en Madrid” desde las 8:00 a las 19:00. Así se consigue optimizar el presupuesto y evitar pagar por ‘clicks’ que no son clientes potenciales. De la misma manera, también se puede descartar palabras clave por las que no se quiere aparecer, por ejemplo: “agencia redes sociales Madrid”.

La segunda modalidad es la publicidad Display. En este caso el presupuesto se establece de acuerdo a las impresiones. Generalmente es coste por cada mil impresiones (CPM), esto quiere decir que Google cobrará lo establecido en el presupuesto cuando el anuncio haya aparecido en mil pantallas diferentes. Son los banners que aparecen en casi todas las páginas web. Al igual que en el caso anterior, también se puede elaborar una estrategia de selección de usuarios. Por ejemplo, páginas relacionadas con la publicidad y el marketing.

Otra modalidad, que se da en el caso de los E-commerce, es cuando Google cobra después de una venta. Sin duda, es la más rentable para los E-commerce. Si se tiene una tienda de zapatillas que cuestan 30€, se establece que por cada venta que llegue a través del anuncio en Google, esta cobra 4€. Aunque a esta modalidad se debe esperar a que Google la ofrezca.

De igual manera, en el SEM se engloban la publicidad en vídeos de Youtube, en móviles y para tiendas. Aunque cada uno requiere un formato distinto, la mecánica es similar. Se selecciona el presupuesto, la modalidad a pagar (coste por click, coste por impresión, coste por reproducción, etc) y se elige a quiénes se les quiere mostrar el anuncio (público objetivo).

Email marketing - NewslettersEmail marketing

Finalmente, otro servicio que ofrece una agencia SEO y que es igual de importante que los anteriores es el email marketing.

Cuando la página web consigue generar una base de datos de usuarios (clientes que ya han comprado, interesados en la marca, etc.) es necesario elaborar una estrategia de email marketing. Consiste en hacer llegar a los correos de los clientes las últimas novedades de la marca. Si se trata de un comercio electrónico, el email contendría los cinco productos más novedosos o más rebajados de la semana. De esta manera, se consigue estar presente en la mente del usuario para que no olvide la marca.

En este apartado es fundamental haber conseguido el correo electrónico de varios usuarios y tras ello elaborar newsletter atractivas que los usuarios no denuncien como ‘spam’. Ya que, si esto ocurre, si no se selecciona correctamente a quién tiene que llegar el correo o bien que el boletín no resulte interesante, es probable que los usuarios lo cataloguen como ‘spam’. Cuando se supera una cifra, el email llegará a la carpeta de ‘spam’ y no será leído por los usuarios.

Por tanto, otra vez vuelve a ser fundamental el análisis (cuántas personas abren el email, cuántas clickan en las ofertas, etc.) para seguir optimizando y sobre todo para atraer nuevos clientes y no aparecer en la carpeta de ‘no deseados’.

Todos estos servicios son los que ofrece una agencia SEO: optimizar la web, posicionarla en los primeros puestos del Page Rank de Google, analizar los datos, patrocinar la web si así se desea, elaborar los formatos para los anuncios (banners o vídeos) y elaborar newsletter que atraigan a más usuarios.

Agencia SEO Madrid

Nuestra proyecto pretende ser una de las agencias punteras no lo solo en la Comunidad de Madrid si no también en toda España.

Nuestra optimización en buscadoresse compromete a un SEO honesto, consistente con la mejor práctica para evitar penalizaciones futuras del sitio por Google. Nuestra política de inversión continua crea relaciones duraderas y sólidas con clientes felices.

La mejor forma de hacer que tu negocio se posicione en internet

Como habrás comprobado unas de nuestras palabras clave a posicionar es Agencia SEO en Madrid, de igual manera que podemos enseñar nuestros resultados directos, encontraremos la forma de posicionar en tu negocio o tu nicho de mercado.

Estamos orgullosos de ofrecer soluciones de marketing en Internet que se adaptan a las necesidades únicas de nuestros clientes. Ningún otro tipo de comercialización tiene el potencial en costes del SEO natural. El equipo de Agencia SEO en Madrid no solo le ayudará con su plan de marketing e implementación, sino que también asegurará que tiene los datos correctos y relevantes para medir el retorno de su inversión.

Historia de los buscadores de internet

Historia del SEO

La historia de los buscadores de interent se remonta a los inicios de la era digital.

Mucho antes de que aparecienran las primeras agencias de posicionamiento web o los consultores seo la historia de los buscadores de interent se remonta a los inicios de la era digital. Mucho antes de que se pensara en SEO, antes incluso de la existencia de plataformas como Google, empresas como Yahoo, Altavista, Excite, Lycos o Terra ya buscaban abrirse un hueco en el panorama de las incipientes búsquedas por la red. Las pesquisas por la red han evolucionado mucho desde entonces, algo que se revela bien a la luz de un análisis más detallado.

En los primeros pasos de internet, la información online se organizaba de una forma rudimentaria, similar a portales. Configurados de forma manual, estos rincones de la red acumulaban auténticos directorios llenos de páginas y páginas, que el usuario podía revisar en busca de información. Como es fácil imaginar, localizar una información concreta resultaba una tarea titánica que, además, consumía enormes recursos.

Las limitaciones no solo radicaban en el volumen de datos que un ser humano podía procesar, sino que iban mucho más allá. Así, la necesidad de invertir horas y horas con una conexión a la red extremadamente lenta provocaba la desesperación de cualquier usuario. Un internet primitivo, en el que encontrar datos nuevos y actualizados de forma constante resultaba prácticamente imposible. Y en el que algunos vieron una oportunidad increíble que cambiaría el mundo.

Wandex, el primer éxito en la historia de los buscadores de interent

En el año 1993 la información digital dio un paso de gigante. Este cambio vino motivado por el terremoto que supuso la llegada del primer buscador, Wandex (desarrollado por la World Wide Web Wanderer). La mente preclara detrás de él fue el científico del MIT Mathew Gray quien, en un primer momento, no pretendía crear un buscador. Con todo, la llegada de Wandex supondría una auténtica revolución.

El objetivo inicial de esta investigación era generar una herramienta científica que tuviera la capacidad de medir en tiempo real el tamaño de esa entidad extraña y creciente llamada Internet. Su finalidad era puramente académica, y logró cuantificar de manera eficaz el número de informaciones reales que había en la red. Sin embargo, el equipo responsable de esta investigación pronto se percataría de que el robot que habían desarrollado podía leer URL si le introducían ciertas modificaciones. Por si esto fuera poco, sería capaz de indexarlas en un orden lógico y secuenciado, lo que a su vez permitiría localizar la información con facilidad. Nacía así la era de las búsquedas por internet.

Un año después, Aliweb haría acto de presencia

Y esto lo cambiaría todo. Poco tiempo después de la instauración y éxito de Wandex, Aliweb (Archie Like Indexing for the Web) se haría más y más popular. Este sí sería un motor de búsqueda al uso, aunque todavía muy alejado de conceptos como el del posicionamiento y las prestaciones de Altavista. Sus posibilidades lo situaban con una enorme ventaja, respecto a su predecesor, seguramente por las mejoras que integraba.

Aliweb no integraba las búsquedas a través de URL, que descartaba. Sin embargo, su enfoque era el de indexar las diferentes páginas web en función de las palabras que estaban presentes en su dominio. Así, lograba resultados de búsqueda mucho más precisos que los de cualquier otra tecnología desarrollada hasta la fecha, ya que incorporaba por primera vez el concepto de palabras clave y descripciones. Posteriormente, la historia de los buscadores de internet sería revolucionada por Google, que aprovecharía esta idea al máximo.

En todo caso, gracias a este cambio en la funcionalidad técnica del sistema, el motor que lo impulsaba lograba leer e interpretar de manera eficaz el contenido de páginas web de todo el mundo. Detectar URL y almacenarlas en bases de datos se transformaría automáticamente en algo del pasado, convirtiéndose estas búsquedas en la tónica habitual de la tecnología preferida por el usuario. Como es lógico, esto condujo a una reducción significativa de los tiempos precisos para localizar datos concretos. Además, las búsquedas resultantes no solo eran más provechosas, sino también más precisas. Esa relación entre búsqueda y resultado traería consigo la llegada de los nuevos motores, que perseguían mejorar al máximo la experiencia del usuario.

Yahoo! O de cómo una empresa global de medios empezó por los motores de búsqueda

A través de esta empresa comenzaba la era de las compañías nacidas en la habitación de un par de jóvenes estudiantes, que se repetiría en numerosas ocasiones durante la década de los 90. Corría el año 1994 cuando, en un despacho de la Universidad de Stanford, Jerry Yang y David Filo decidieron dar forma a un directorio de páginas web con un objetivo claro: mejorar la arcaica red de redes.

Su herramienta, popularmente conocida como Vía rápida de Jerry a Mosaic, consistía en un portal lleno sitios que contenían información valiosa. Gracias al enorme crecimiento que tuvo dentro de la propia universidad, cada vez más usuarios utilizaban la herramienta en sus investigaciones. Así, a finales de 1994 el directorio lograba la increíble cifra de 100 000 visitas diarias, un hito en la historia de los buscadores de internet.

Tras el cambio de nombre a Yahoo, y ante el éxito de su idea, en 1995 asentaría la empresa en un nuevo dominio. Valorando el potencial económico de su proyecto, intentaron desarrollar una extensa red gracias a la cotización en bolsa, expandiendo su negocio de forma espectacular. Sin embargo, una serie de malas decisiones financieras y las colaboraciones con aliados equivocados condujeron a su pérdida de cuota de mercado y, sobre todo, relevancia como sitio de búsquedas.

Excite, otro motor de búsqueda accidental

Como había sucedido en otras ocasiones, en el año 1994 un grupo de piratas informáticos seguiría los pasos de Yahoo en la propia Universidad de Stanford. Después de llegar a un acuerdo para la investigación de cómo buscar y encontrar información para la biblioteca de dicha universidad, este colectivo terminaría por desarrollar Excite. Se trataba del primer motor de búsqueda dinámico, capaz de adaptarse a diferentes perfiles de software.

Aunque en honor a la verdad Excite permitía realizar búsquedas partiendo de palabras clave, también permitía al usuario introducir conceptos. A partir de ellos, el motor era capaz de detectar otros temas relacionados, facilitando el descubrimiento de información complementaria que enriqueciese significativamente las búsquedas del visitante. Además de esto, Excite era capaz de dar una respuesta ajustada a un sistema operativo concreto. En un contexto en el que la informática estaba avanzando a pasos agigantados, esta diferencia supuso un auténtico espaldarazo para su propuesta que, todavía vigente, sería capaz de adaptarse a los cambios y pervivir.

Lycos, Altavista y otros buscadores revolucionarios

Historia del buscador Lycos

En el año 1994 cuando ni siquiera soñabamos en crear nuestra Agencia SEO en Madrid llegaría Lycos, otro proyecto de investigación llegado desde la Universidad de Carnegie Mellon, impulsado por el profesor Michael Mauldin. Este buscador fue el primero en introducir un cambio cuyo impacto todavía alcanza hasta la actualidad, que consistiría en basar la publicidad que integraba, no en molestos banners, sino en el CPM (costo por miles de visualizaciones). Dicho modelo se introdujo con enorme éxito, hasta el punto de seguir triunfando como estándar del internet que se conoce hoy en día.

Además de ese elemento que lo cambiaría todo, Lycos también estaba capacitado para utilizar la tecnología de WiseWire, un software de creación de directorios. Gracias a él, los usuarios podían crear sus propias redes de una forma sencilla y colaborativa, lo que proporcionaría una nueva dimensión social a internet. Sería este un paso de gigante hacia la construcción de la red de redes que existe en la actualidad, siendo además Lycos precursora de movimientos colaborativos en el universo digital. Su historia terminaría en la integración dentro de la empresa española Terra, que adquiriría Lycos en el momento cubre de su desarrollo.

Altavista tocaría el cielo en 1995, muchos ni soñabamos con poner una agencia SEO

Precisamente en ese mismo año en que Yahoo lograba excelentes resultados y crecía más y más, otros motores de búsqueda saltaron a la palestra para pelear por cuota de mercado. Un ejemplo de ello es Altavista, proyecto desarrollado por Digital Equipment Corporation, que tendría un impacto enorme en la comunidad anglosajona e hispanohablante. Nacía así un motor de búsquedas amplio y segmentado.

Altavista logró posicionarse como el número uno en índice de búsquedas en internet, siendo destronada poco más tarde por Google. Sin embargo, gozó de una enorme cuota de usuarios durante sus primeros años, haciéndose con la hegemonía de un modelo de búsquedas ágil y orientado a los resultados más específicos. Así, permitía al usuario buscas muy concretas, que iban desde vídeos hasta imágenes, pasando por archivos de audio. Esto no había sido visto antes en la red, por lo que representaba una enorme innovación que hacía palidecer a otros motores de búsqueda.

Con Yahoo en plena expansión y Altavista ganando cuota de mercado, la empresa de Stanford tomaría la decisión de hacerse con el revolucionario motor de búsqueda. Aunque en un primer momento todo apuntaba a un dominio claro de las búsquedas de Internet, una serie de malas decisiones acabaría por conducir a Altavista a peores posiciones con respecto a la competencia. Finalmente, en el año 2013 la propia Yahoo tomaría la decisión de su cierre como motor de búsqueda. Terminaba así la trayectoria del primer motor de búsqueda multimedia.

Inktomi supuso un nuevo enfoque para los buscadores

En el año 1996 nacía Ikntomi, un motor de búsqueda de otra universidad americana, en este caso de Berkeley. Los estudiantes que lo desarrollaron, Eric Brewer y Paul Gauthier, perseguían un modelo comercial basado en el ingenio y astucia que pudieran implementar en su idea. Así, Ikntomi puso al servicio de poderosas corporaciones un potentísimo motor de búsqueda que, además, extendía sus redes hacia nuevas URL a través de una estrategia de expansión autónoma de las búsquedas.

Este sistema se basaba en una tecnología conocida como concept induction, cuya premisa es analizar y categorizar cualquier documento a su alcance, con el objetivo de ponerlo a disposición del usuario. Sin embargo, lo hacía de una forma muy especial: a través de un algoritmo que trataba de prever las intenciones de búsqueda de cualquier usuario, ofreciéndole el contenido más práctico. Esta idea supuso un avance importantísimo, aunque, en el año 2003, Ikntomi terminaría su historia al pasar a formar parte del motor de búsqueda de Yahoo.

El desembarco del gigante Google

Historia del buscador Google

Una vez más, en 1997 la historia se repetía de la mano de Sergey Brin y Larry Page, dos alumnos de universidad que buscaban cambiar la historia de los buscadores de internet. Partiendo de lo aprendido en la Universidad de Stanford, cuya trayectoria en cuanto a desarrollo de proyectos ya estaba más que contrastada, no sería hasta unos años después de su desarrollo inicial cuando la idea de Google tomaría una forma definida.

Así, en 1999 la empresa lanzaría un buscador que, gracias al impulso de veinte millones de dólares procedentes de capitales privados, lograría situarse entre los mejores motores del mundo. Entre las principales innovaciones que Google aportaba estaban su capacidad para segmentar en función de palabras clave, la concesión de PageRank a los diferentes sitios en función de la relevancia de sus resultados y el análisis de palabras de interés de un dominio concreto. La combinación de esos tres elementos sería determinante para que, unos años después, el motor de búsqueda fuera visto por la mayoría de usuarios como el más ventajoso para obtener resultados.

Google lograría crear un cambio no solo en la propia web, sino también en la forma de buscar del usuario. Así, introdujo cambios significativos en la estructura de las búsquedas, animando al visitante a introducir palabras clave en lugar de frases abstractas. Por otra parte, fueron capaces de segmentar de manera correcta los resultados, separando aquellos relacionados con lo educativo de los gubernamentales, estableciendo también su propia parcela para los sitios con fines comerciales. Esto supondría un hito en sí mismo, ya que evitaba el uso de spam a través de motores de búsqueda que para el año 2000 ya estaba instaurado.

Historia del buscador Google en Madrid

Tras unos años persiguiendo a gigantes como Altavista, Google lograría hacerse con un hueco de manera definitiva gracias a la mejora de su sistema de PageRank. Este, que en un primer momento catalogaba las páginas web en función de la permanencia e interés de los usuarios en el sitio, pasaría a orientarse al SEO. De este modo, los visitantes buscaban la información en forma de palabras clave que, a su vez, guiaban la creación de contenido. Google lograba así imponer un modelo de búsqueda que alcanzaba la red de extremo a extremo, cambiando para siempre la historia de internet.

Fast, un motor especializado en multimedia

Conocido como Fast Search & Transfer, en el año 1997 nacía Fast. Creado en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Noruega, fue lanzado de manera oficial a mediados de 1998. Gracias a un diseño exhaustivo dotado con una de las bases de datos más potentes jamás creada, este motor de búsqueda se propuso como un buscador específico de direcciones FTP para archivos multimedia.

En un momento en que las descargas todavía comenzaban a despuntar, formatos como el mp3, .wav, .ra u otros archivos multimedia resultaban enormemente atractivos para una ingente cantidad de usuarios. Valorando la oportunidad, Fast crearía una de las mayores colecciones de sitios de la red especializados en audio y vídeo. Todo un logro que llevaría al proyecto a ser adquirido, una vez más, por el gigante Yahoo.

Especialización y segmentación por preguntas gracias a Ask

En 1997 nace Ask, una compañía de la empresa Interactive Corporation. El proyecto, impulsado por Garrett Gruener junto a David Warthen, contó con el diseño e implementación de Gary Chevsky, en la Universidad de Berkeley. La intención de este motor de búsqueda era dar al usuario las respuestas que este buscaba. Para ello, apostaron por un modelo sencillo y directo, en el cual el sistema respondería a las preguntas del visitante, ofreciéndole páginas web a modo de respuesta.

Gracias a un extraordinario trabajo en el lenguaje, Ask se convirtió en el primer sistema en la historia de los buscadores de internet en conseguir funcionar mediante el sistema pregunta y respuesta sin renunciar a un lenguaje natural. Debido a su éxito, sus directivos tomaron la decisión de vender el software a distintas empresas tecnológicas, que lo utilizarían para tratar de guiar a sus clientes ante diferentes contratiempos. Ese salto supondría el principio del fin, ya que su principal característica quedó expuesta y al alcance de toda una serie de desarrolladores.

Probablemente, el motivo definitivo de su fracaso a comienzos del nuevo milenio se debió al uso de la tecnología ExpertRank en lugar del PageRank. Este sistema priorizaba los sitios web en función de las recomendaciones y enlaces desde otras páginas del sector. Cuanto más especializadas estuvieran, mejor sería el posicionamiento resultante. Tal movimiento generó poco interés en los usuarios, que perseguían resultados más dinámicos y diversos como los de Google.

DirectHit buscaría el minimalismo en 1998

A punto de llegar al 2000, en 1998, nació DirectHit, un proyecto especializado en búsquedas que se basaba en los índices de clic y permanencia para generar resultados. Aunque la idea partía de la base de que a mayor tasa de clic mejor posicionamiento, la realidad es que los intentos de generar accesos de manera fraudulenta acabaron por afectar a sus resultados, que los usuarios consideraron menos fiables.

Como alternativa a dicho sistema, DirectHit pivotaría, integrando un sistema de reconocimiento de frases. Sin embargo, el hecho de que solo incluyese diez hipervínculos en sus resultados hacía muy difícil llevar a cabo búsquedas exhaustivas y diversas. Todo ello conduciría a que, unos años después, la empresa fuese adquirida por la futura Teoma, que condujo a una etapa moderna de la historia.

La era de los buscadores contemporáneos: Teoma, ODP y Bing

A partir del final de la década de los noventa, con el inmenso salto tecnológico que supuso la actualización de sistemas y webs por el temido efecto 2000, el mundo de los buscadores experimentó un desarrollo extraordinario. Para entonces Google ya había logrado consolidarse como el motor definitivo, comenzando a establecer las reglas del juego. Sin embargo, surgieron algunas iniciativas cuyo objetivo era desafiar su forma de hacer las cosas.

Pese a que la acogida de dichos sistemas nunca ha sido tan buena como la del gigante de las búsquedas, la realidad es que sí han generado el empuje suficiente para mantener a Google en constante diversificación y actualización. Esto ha redundado en un beneficio para el usuario, en tanto que la competencia durante las primeras décadas del 2000 fue mayor, generando interesantes alternativas.

Teoma: la renovación del planteamiento de los resultados

En el año 1998 nacía uno de los últimos y más innovadores motores de búsqueda, Teoma. A través de una tecnología creada en los laboratorios de la Universidad de Rutgers, el sistema creaba una dinámica de resultados diversa, original y, sobre todo, útil. El usuario introducía una serie de palabras clave, al más puro estilo Google, que generaban toda una serie de recursos para enriquecer considerablemente los resultados a explorar.

Así, en la parte superior de su navegador, el visitante vería todos aquellos temas relacionados directamente con sus palabras clave, pudiendo elegir abrirlos en forma de diferentes carpetas. Más allá de esto, el motor de Teoma asignaría una serie de resultados a la parte inferior, donde agruparía aquellos sitios que considerase más útiles en promedio, atendiendo a un criterio de uso previo de los usuarios y a la densidad de la propia palabra clave.

Por si esto fuera poco, Teoma también aportaba un análisis profundo de hipervínculos, lo cual permitía al usuario localizar comunidades, entidades con autoridad y resultados de mayor interés, que generaba toda una serie de webs de alta calidad relacionadas con la búsqueda. Su funcionamiento resultaba suficientemente similar a Google como para ganarse la afinidad del usuario, pero mejoraba la búsqueda a través de sistemas complementarios. Por desgracia, su trayectoria finalizó de forma abrupta cuando, en el año 2001, el motor de búsqueda fue comprado por Ask.

Open Directory Project dio protagonismo a los buscadores libres

En 1998 se crearía el directorio de mayor envergadura de la web. Construido y gestionado de manera íntegra por un ejército de personas que, de forma voluntaria, trabajaron para lograr una estructura sólida, su objetivo era un internet más constructivo. Una parte de sus usuarios se convirtieron en editores, mientras que otra se centró en crear pequeñas organizaciones que ayudaron a dar al motor una estructura eficiente y profesional.

Fundado bajo el espíritu de Open Source, el buscador carece de ánimo de lucro, lo que hace que sea enormemente respetado por su comunidad. Además de esto, su uso y expansión no generan coste individual alguno, generando una información justa e igualitaria. Gracias a esto, aunque su acogida todavía no es tan positiva como la de Google, es altamente probable que con el paso del tiempo se convierta en el directorio definitivo de la web. Su capacidad para expandirse con la ayuda de los usuarios y sin provocar pérdidas económicas resultará fundamental en ese proceso. Además, esta propuesta abriría camino para la llegada de alternativas posteriores con el mismo espíritu de justicia digital, como DuckDuckGo.

Terra, la versión española de los motores de búsqueda

Aquí en Madrid, planteada como la joya de la corona de Telefónica, en 1999 nace en España Terra, un motor de búsqueda que perseguía desafiar el orden establecido gracias al enorme apoyo financiero que una multinacional semejante podía proporcionarle. El objetivo consistía en fidelizar al usuario con mucho más que un buscador, integrando opciones de ocio y utilidades de todo tipo. Una fórmula que cosechó un éxito increíble, que condujo a que las acciones de la empresa se disparasen.

A pesar del crecimiento y las buenas ideas, Terra no parecía convencer en cuanto a su uso como motor de búsqueda. Así las cosas, desde la compañía se tomó la decisión de adquirir Lycos, cambiando además a los altos cargos en 2000. Además de esto, comenzó a generar contenidos para sus clientes, aprovechando sus buenos resultados. Sin embargo, la falta de resultados condujo al principio del fin, comenzando una inevitable decadencia.

Ante la espantada de los grandes inversores, pocos años después se produjo un desastre de grandes proporciones, que salpicaría el nombre de Telefónica, y haría inviable Terra como plataforma. De su historia quedan solo algunos cargos directivos, que fundarían sus propias empresas dando notoriedad al campo tecnológico español, que sin duda impulsaron. Ejemplos de ello serían Arnau Muñoz, que se integraría en el equipo de AirBnB, o Miguel de la Reina, que se sumaría a la élite de Google.

DuckDuckGo, la pretendida alternativa a Google

Buscador Duckduckgo

A pesar de no contar con un carácter enteramente libre, DuckDuckGo nace en el año 2008 con el claro objetivo de poner fin a las políticas de robo de datos de los usuarios de Google. Gracias a esta fortaleza, ha conseguido consolidarse como un motor de búsqueda con personalidad propia que, además, gana usuarios de forma lenta pero segura.

Además de su buena reputación en cuanto a resultados, DuckDuckGo ha conseguido un enorme apoyo al conseguir en 2014 que Mozilla Firefox lo incluyese como buscador por defecto a disposición del usuario. A pesar de que existen otras opciones más seguras para evitar el robo de datos, como YaCy u otros motores de búsqueda P2P, la realidad es que DuckDuckGo es uno de los más populares para los celosos de su privacidad o los que quieren una alternativa similar a Google, pero que no comprometa sus datos.

Con todo, es importante considerar que DuckDuckGo no es, en sí mismo, un buscador libre. Cuenta con el respeto de la comunidad Open Source por sus características de compromiso con el usuario, pero en realidad se trata de una alternativa cuyos beneficios siguen existiendo a costa del comercio con diferentes ventajas en cuanto al posicionamiento.

Bing se consolida de la mano de Microsoft

Tras cosechar un increíble éxito con su sistema operativo, Microsoft lanza en 2009 su propio motor de búsqueda, Bing. Su objetivo principal es la integración completa con internet Explorer y Edge, los dos navegadores nativos del sistema operativo. Además de esto, Bing pone el acento en lograr que el usuario tenga una experiencia de uso sencilla, sin renunciar a enlaces profundos que ayuden a localizar información útil.

Por si esto fuera poco, Microsoft implementó la opción de preguntas rápidas, al más puro estilo Ask, lo que permite al sistema aprender de las necesidades de los usuarios, mejorando. Esta funcionalidad resultó esencial para que Bing se consolidase, apoyado por el auge de las inteligencias artificiales y la expansión de Microsoft gracias a Windows 10.

Aunque todavía no ha logrado el nivel de prestigio suficiente para plantar cara a Google, el hecho de que el sistema operativo de Microsoft incorpore Bing de forma predeterminada en sus dispositivos es algo a considerar. Por este motivo, se estima que en los próximos años el motor de búsqueda mejorará sus resultados de forma constante.

El futuro de los buscadores: el posicionamiento

En la actualidad, los principales motores de búsqueda han asimilado los importantes cambios que está experimentando el uso de internet. Con la llegada de los dispositivos móviles ha crecido la necesidad de dar respuestas a cualquier urgencia, a lo que solo Google parece haber sabido adaptarse bien. No obstante, la tendencia en cuanto a resultados de búsqueda parece marcarla el gigante de las búsquedas, que ha marcado el SEO como la estrategia prevalente de posicionamiento.

Además de esto, la importancia del PageRank, el Domain Authority y las palabras clave sigue estando presente, siendo uno de los frentes en los que se librará la batalla por el control de las búsquedas de los usuarios. Los motores que surjan en el futuro apostarán por esas tendencias que, sin lugar a dudas, son algo importantísimo para el usuario.

Por último, para terminar esta breve historia de los buscadores y el SEO, hay que señalar que hoy la segmentación también resulta capital. Con sistemas de búsqueda propios como Amazon o YouTube, a los que los usuarios acuden sin perseguir de forma explícita un motor de búsqueda, surge la duda de si los motores deben ser un sistema en sí mismo, o algo más complejo. El tiempo dirá cuál es la respuesta correcta a esas preguntas.

Los mejores 50 factores SEO para posicionar en buscadores

50 Factores SEO

Una vez que se crea un blog es muy importante saber posicionarlo en Internet. Esto permitirá que los usuarios lo encuentren con facilidad y que accedan a sus publicaciones en mayor medida.

El principal objetivo de un blog es el de recibir visitas y, por ello, el posicionamiento SEO es tan importante. Para llevar a cabo un post con un buen SEO hay que tener en cuenta una serie de factores. Como por ejemplo el SEO local, si queremos empezar por posicionar la página en un entorno cercano.

Cuando se es de Madrid, habrá que tener en cuenta el SEO local de Madrid para posicionar una página. Posteriormente, se tendrá en cuenta el SEO en el ámbito nacional.

Debido a que el gran gigante de los motores de búsqueda es Google, basarse en la infografía de Search Engine Journal Google's 200 ranking factors es lo más adecuado. En ella, se habla de los 200 factores que tiene en cuenta Google para posicionar a los diferentes blogs y páginas web.

No obstante, se expondrán únicamente de los 50 factores SEO más importantes. Cabe destacar que existe más de una agencia SEO que asesora a sus clientes para que mejoren su posicionamiento.

1. Edad del dominio

La edad del dominio es un factor que influye en el posicionamiento de la web. No es que sea un hecho determinante, pero es cierto que cuanto más tiempo lleva activa una página, más arriba se posiciona en los buscadores.

2. Keywords en el nombre del dominio

Antes, Google daba mucho mejor posicionamiento a aquellos dominios que contenían palabras clave definidas en su nombre. A día de hoy, niega que esto tenga tanta importancia, pero sigue siendo un factor importante. Un ejemplo sería esta web, las palabras clave AGENCIA EN SEO MADRID no solo se encuantran en el dominio sino lo forman al completo.

3. Palabra clave al principio del dominio

Según datos de MOZ de 2011, hay preferencia de posicionar más alto a aquellos sitios web cuyo dominio comienza por la palabra clave exacta. Es decir, si se tiene una web de recetas caseras, estará mejor posicionado el dominio "recetascaserasLola" que "Lolarecetascaseras".

4. Tiempo que lleva registrado el dominio

Según Google "las páginas que se utilizan para hacer spam y otro tipo de prácticas cuestionables rara vez se registran durante más de un año, por tanto el tiempo de registro es una métrica que tenemos en cuenta". Por ello, le dan una mayor relevancia a aquellos dominios que llevan registrados más de un año.

5. Exact Match Domain

​Esto hace referencia a nombres de dominios que contienen palabras exactas que coinciden con términos de búsquedas. Google afirma que puede ayudar algo si tienes contenido de calidad, pero que si tienes un mal contenido, acabará de hundir tu página.

La realidad es que ayudan muchísimo en el posicionamiento SEO, por lo que no está de más plantearse su uso.

6. Tener un WHOIS público.

Whois es un protocolo según el cual se nos realiza una petición. Para cumplirla, se deben dar todos los datos de titularidad del dominio. De esta manera, se sabrá a quién pertenece el sitio web.

A Google le gusta que los sitios web tengan el Whois público porque considera que quien lo tiene en modo privado quiere ocultar algo. Por ello, les otorga más confianza y relevancia en las búsquedas.

7. Extensión del dominio

Este es un factor que cuenta. Si se quiere tener un buen posicionamiento en el ámbito nacional, habrá que usar la extensión ".es" ya que el ".com" es en el ámbito mundial y será mucho más difícil posicionarla.

8. Etiquetas en el título de la página

El título de una página web puede ser más o menos extenso. Sin embargo, es bastante positivo que se incluya una palabra clave en el mismo. Y mucho mejor si aparece al principio.

Si se vuelve sobre el ejemplo anterior, será mejor que el título de la página sea "Recetas Caseras de Lola" que "Lola y sus recetas caseras".

9. Keywords en los títulos de los artículos

Colocar las keywords en los títulos de los artículos es realmente beneficioso para el posicionamiento de una web. Google reconoce el argumento y el tema del artículo principalmente por el título H1. Por ello, colocar la keyword en él ayudará a que tenga mayor relevancia en las búsquedas y aparezca antes.

10. Repetición de la palabra clave

Dentro del propio texto, repetir la palabra clave varias veces es un factor que Google reconoce y tiene en cuenta a la hora de posicionar. Esto otorgará notoriedad al artículo, pero no se puede abusar, ya que el "keyword stuffing" es penalizado por Google. Esta técnica se utilizó mucho en el pasado y Google la castiga duramente. En este caso debemos tener muchos cuidado por ejemplo, de no sobre optimizar con el criterio Agencia SEO en Madrid, Google podría penalizarnos, un porcentaje del 1% o por debajo del 2% de esta palabra clave son buenos números para asegurarnos no caer en el "keyword stuffing".

11. Número de palabras de los textos

En igualdad de condiciones, un texto que tenga una mayor extensión conseguirá mejor posicionamiento SEO frente al de menor extensión. Esto se debe a que albergará más veces la palabra clave y a que su contenido podrá ser más rico en cuanto a redacción y contenido.

Además, los textos más extensos dan la impresión de tener mayor calidad y serán más compartidos en redes sociales; lo que indirectamente contribuye positivamente al posicionamiento.

12. Sinónimos de la palabra clave en títulos y texto

Google presta bastante atención al campo semántico desde hace algunos años. De esta forma, si se busca "banco", aparecerá una página de una entidad bancaria y no de un banco en el que sentarse, por ejemplo.

Por ello, el uso de sinónimos y otras referencias al significado de la palabra clave ayudará a Google a entender el artículo y a posicionarlo debidamente.

13. Velocidad de carga de la página

Google busca ser eficiente y que sus páginas también lo sean. Por ello, cuanto más rápido cargue una página, mejor posicionamiento tendrá.

14. Contenido duplicado

Si los artículos de una página tienen gran cantidad de contenido copiado o duplicado de otras páginas, Google lo detectará y penalizará su posicionamiento.

15. Optimización de las imágenes

Es importante rellenar los campos "alt" de las imágenes. Añadirles un título y una descripción o leyenda aportará valor al contenido y mejorará su posicionamiento.

16. Actualización de contenido

La creación de nuevo contenido constante es fundamental. Google valora mucho aquellas páginas que actualizan su contenido asiduamente y que escriben acerca de nuevas tendencias. Por ello, las coloca en posiciones más elevadas.

17. Actualizar contenido ya existente

Si se publica un contenido sobre alguna temática y después se actualiza porque se obtiene más información, Google lo detecta y lo entiende como un contenido más rico. De esta forma, tiende a colocarlo antes en el buscador.

18. Localización de palabras clave

Que se coloque la palabra clave en el primer párrafo o en las primeras 100 palabras le indica a Google que son importantes para entender el sentido del texto, por lo que mejorará el SEO del artículo.

19. Colocación de keywords en subtítulos

Si se colocan las palabras claves en los subtítulos, Google reconocerá que el sentido del texto gira en torno a ella. De esta forma, el artículo se posicionará correctamente y tendrá mayor número de visitas.

20. Orden de las keywords

​A la hora de formar las palabras clave hay que tener en cuenta de qué forma se buscará más. Es decir, si se publica una receta de croquetas; será más buscada la secuencia "receta de croquetas" que "croquetas receta".

21. Enlaces relacionados

Dependiendo del tipo de enlaces que contenga una página, Google deduce la naturaleza de dicha página. En una página de cocina casera española, si contiene enlaces a recetas de paella, entenderá que se enfoca más a la cocina valenciana.

22. Gramática correcta

Este es un factor muy valorado por Google y que afecta muy positivamente al posicionamiento SEO.

23. Contenido sindicado

Compartir el contenido en Google+ ayudará a la larga al posicionamiento SEO ya que es una manera de reivindicar la autoría.

24. Contenido multimedia

Incluir vídeos siempre que sea relevante es algo que posiciona muy bien al artículo.

25. Dificultad del contenido

Si un contenido es muy específico o técnico, Google lo posicionará peor, ya que los contenidos para masas serán más útiles para los usuarios.

26. Hosting del dominio

Aquellas páginas que se alojan en una compañía de hosting más fuerte, tendrán mejor posicionamiento SEO.

27. Longitud de la url

Si el enlace de un artículo es demasiado largo, perjudicará a las keywords que incluya. Por tanto, su posicionamiento será peor.

28. Categoría de la página

Es importante para Google que sus páginas estén bien categorizadas. Así le es más fácil conocer su tipo de contenido y el significado de este. Por tanto, le es más fácil posicionarlo correctamente.

29. Citar referencias

Cuando se crea un contenido son necesarias fuentes de información. Si se usan páginas bien posicionadas para Google y se incluyen los enlaces en el artículo, el SEO mejorará notablemente.

30. Listas y galerías de imágenes

Este tipo de contenidos hacen que Google valore más los artículos y los posicione mejor.

31. Diseño de la página

Google valora muchísimo más las páginas que cuentan con un diseño claro y limpio. Esto es debido a que son más fáciles de manejar y no cansan la vista.

32. Contenidos de valor e ideas

Google perjudica a las páginas que no aportan valor ni ideas nuevas. Por ello, hacer contenidos de valor y expresar ideas propias dará notoriedad en este buscador.

33. Apartado "Contacto"

El buscador valora más las páginas que tienen un apartado de contacto. Y si estos datos coinciden con los de Whois, mucho mejor.

34. Organización de la página

Este buscador también valora más positivamente a las páginas que tienen categorías, subcategorías y que son fáciles de usar.

35. Frecuencia de actualización

Si Google observa que un sitio es actualizado con cierta frecuencia, lo tomará como una "web viva" y lo posicionará mejor.

Así, es mejor subir dos contenidos dos días a la semana que subir cuatro en un solo día.

36. Número de páginas de la web

Las páginas son las urls. Si un sitio web tiene más páginas, Google tenderá a posicionarlo mejor, porque significará que tiene más contenido.

37. Uso de Youtube

Si para incluir el contenido multimedia utilizamos contenido de Youtube, Google nos posicionará mucho mejor.

38. Experiencia negativa y rebotes

Si cuando los usuarios entran en una página salen al poco tiempo o de forma inmediata, Google entenderá que la página no gusta y la posicionará peor.

39. Comentarios

Tener comentarios en los contenidos afecta también positivamente al posicionamiento en los buscadores.

40. Contenido enlazado

Google detecta cuando una página ha usado a otra como contenido para informarse y le da mayor notoriedad.

41. Llamadas de atención

Para conseguir que los usuarios entren en un artículo, es muy importante que se utilicen llamadas de atención que hagan que el usuario clickee.

43. Elementos meta

Por lo general, los artículos dan la opción de escribir un pequeño título y descripción alternativos para cuando se comparten en redes sociales, por ejemplo. Es importante cuidarlos e incluir llamadas de atención.

44. Keywords en elementos meta

Mejoran el posicionamiento y ayudan a los usuarios a identificar el significado y contenido del texto. Puedes comprobar como hemos incluido "agencia seo en Madrid" estratégicamente.

45. Tráfico directo

Google lleva a cabo una serie de análisis que determinan qué contenidos y qué páginas buscan más y visita la gente. Por ello, si tenemos tráfico directo, es decir, si acuden directamente a una página en concreto, su posicionamiento SEO aumentará.

46. Tráfico recurrente

Esto hace referencia a las veces que un usuario entra en una página y vuelve a entrar. Google interpreta esto como que un contenido es relevante y mejora su posicionamiento.

47. Tamaño de tu web

Google tiene en cuenta este factor debido a que las páginas de spam no suelen tener gran tamaño. Por tanto, a aquellas webs grandes les da una mayor notoriedad.

48. Chrome Bookmarks

Las páginas que se incluyen en estos marcadores de texto dan mayor confianza a Google.

49. Tiempo en página

Otro factor muy estudiado por Google es el tiempo que un usuario pasa en una página. Cuanto más tiempo esté en esa página, mayor relevancia le otorgará y mejor posicionamiento conseguirá en el buscador.

Normalmente, cuanto más relevante e interesante sea un contenido, más tiempo pasarán los usuarios leyéndolo.

50. Historial de navegación del usuario

A la hora de mostrar los resultados de una búsqueda, Google tiene en cuenta las páginas a la que el usuario ha accedido anteriormente. De esta forma, cuanto más accedan los usuarios a una página, mejor posicionamiento obtendrá.

Tener éxito en el SEO es complicado, pero se puede conseguir con constancia, siguiendo estos consejos.